Caminata a la pingüinera

Arrancamos los preparativos cerca de las 7 y media de la mañana Germán, nuestro guía (técnico de la DNA, con casi un año en la base), Mauricio y Nano. Preparamos unos sanguchitos, un mate, agua y arrancamos tratando de cubrir los casi 8 kilómetros que nos separan de la pingüinera.

El primer tramo de camino, hasta la casa remota, es facil, solo un poco de barro, pero como es temprano se mantiene congelado. Luego la bajada, entre piedras hielo y nieve, ahí se descubre el maravilloso paisaje, las 2 costas, de un lado el mar congelado y la isla cockburn que se para increíblemente frente a nuestros ojos. Del otro lado el mar de Weddel, lleno de témpanos, y la costa a lo largo, que nos va a llevar hasta la pinguinera.

Llegamos a la playa, y la marea está baja, eso nos permite caminar por la arena. Tenemos que cubrir otros 5 km aproximadamente. Nos entretenernos sacándonos fotos y “molestando” a una especie de langosta que encontramos. También aparece el primer pingüino que nos ve y trata de rajar..nos acompaña como 200 m hasta que llega al agua y se tira a nadar dejándonos atrás

LLegando, vemos la impresionante cantidad de puntitos negros, que son los pingüinos en su siesta,,, cuando nos acercamos vemos que no están durmiendo, sino empollando a sus huevos….mala suerte, no nacieron aún los pichones

Sacamos mil fotos, vemos a las madres con sus huevos, a los skúas, los pájaros que se roban los huevos y la señal que indica que ahí se realizó el rescate de una famosa expedición sueca por la Corbeta ARA Uruguay, y algunos simpáticos que tratan de llegar hasta el mar.

Descansamos, un matecito, y vuelta a la base, subidón de por medio, cubriendo unos 15 kilómetros de marcha..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>